Unos 400 pontevedreses peregrinan para pedir que se donen más órganos

Más de 300 recibieron el apoyo de Osteópatas Sin Fronteras











Unas 400 personas recorrieron los 63 kilómetros desde Pontevedra a Santiago para pedir más donación de órganos, sangre y tejidos. Salieron de la praza da Ferrería a última hora de la tarde del sábado, y la actividad la cerró Francisco Pérez-Mirás a las 15.00 horas, en el kilómetro 0 del Obradoiro, acompañado de otro varón y dos mujeres. Fue una marcha «muy dura, porque llovió toda la noche», explicaba. Los primeros marchosos, como se denominan quienes participan en esta iniciativa, accedieron a la plaza compostelana antes de las 7.00. Sobre las 8.00 se montó en los soportales del pazo de Raxoi un espacio de recepción, con un comité integrado por una representación de la asociación de personas con discapacidad Juan XXIII.

Más de 300 participantes recibieron apoyo de la organización Osteópatas Sin Fronteras, que les atendieron para ayudar a su recuperación y a problemas derivados de la caminata. Este grupo empezó su asistencia a las 4.00 de la madrugada en el hotel Scala, y desde las 8.15 se trasladaron al Hostal dos Reis Católicos, donde disponían de nueve camillas, atendidas por otros tantos especialistas, que recibían a caminantes según llegaban.

Esta fue la octava edición de esta singular peregrinación solidaria. La denominan Pontevedrada y la organiza la Asociación de Amigos de la Pontevedrada (Asampo). La apoyó el Concello de Pontevedra, que facilitó un autobús para recoger a quienes abandonaban.

Para participar recibieron unas 1.500 inscripciones, pero parte de los dorsales no los recogieron. «Siempre se apuntan más de los que al final caminan», explica Pérez-Mirás. Llegaron escalonadamente a Santiago: a las 9.00 habían accedido 57 personas, algo más de 150 a las 10.45 y 340 a las 13.30. Lucía Solleiro se ocupó en esta ocasión de la organización y de cuidar de todos los detalles.

Articulo original la voz de Galicia

Buen Camino!


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.