Las huellas de la dureza del Camino

Los peregrinos plantan cara al mal tiempo y siguien llegando a Compostela

foto xoán a. soler

Ni el anuncio de borrascas encadenadas hacen desistir a los peregrinos, que siguen llegando a Compostela después de recorrer cientos de kilómetros cargados de sus mochilas y llenos de ilusión. Al llegar al Obradoiro, como peregrino de la imagen, muestran las huellas del sacrificio en sus pies. Ahora, ya en la meta es el momento de descansar y pensar si valió la pena. La mayoría no tendrán dudas. 

Articulo original

Buen Camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.