La credencial

Es el documento que acredita al peregrino del Camino de Santiago para que sean reconocidos como tales. Este documento no genera ningún derecho; sólo demuestra que el portador es un peregrino y puede así acogerse a la hospitalidad de los albergues y refugios.

Funciona como un pasaporte. Primero te identifica como peregrino, segundo acredita tus pasos por el Camino, permite el acceso a los albergues  para eso la credencial  debe ser sellada en cada etapa. Y finalmente se utiliza para conseguir la Compostela

Se puede obtener en el Centro Internacional de Acogida al Peregrino, situado en la rúa Carretas 33, También en la sede de cofradías de peregrinos, en albergues y parroquias. También en las asociaciones de amigos del Camino de Santiago repartidas por todo el mundo (es necesario presentar un documento de identificación).

La credencial se puede recibir tras un encuentro personal (nunca por correo). Cuesta entre 0,5 y 2€, aunque también puede solicitarse la voluntad

Aquellos peregrinos que hayan decidido seguir la ruta hasta Fisterra o Muxía podrán seguir sellando su credencial (si tienen espacio en ella) o bien obtener otra: en la Oficina de Información al Peregrino o en los ayuntamientos de Fisterra o Muxía

Sitios para conseguirla:

Desde  Cofradías del Apóstol Santiago

Desde Asociaciones autorizadas en España

Desde  Asociaciones autorizadas en otros países

En España: Ver mapa

En el mundo: Ver mapa

En los lugares por los que pasa el Camino. En todos los albergues, pero también en hoteles, en bares, y en las iglesias. Indicando la fecha, para demostrar que se está efectivamente haciendo la peregrinación.

Puedes crear tu propio credencial o utilizar por ejemplo tu diario para la colección de los sellos. Existen también otras credenciales que expiden diversas asociaciones y hasta ayuntamientos y bares. Pueden servirte para hospedar en los albergues pero no para conseguir la Compostela.

La única credencial oficial y válida es la expedida por la Oficina del Peregrino.

Esto es debido a que el Arzobispado de Santiago ha decidido entregar la “Compostela” únicamente a los que traigan la credencial que emite la propia iglesia de Santiago. Es obligatorio desde abril de 2016, aunque se está dando margen. La oficial está impresa en cartulina en colores negro y ocre con una fotografía en portada de la escultura en piedra del apóstol Santiago del Pórtico de la Gloria.

Contacto: credencialesperegrinos@catedraldesantiago.es, o oficinadelperegrino@catedraldesantiago.es

Buen Camino!

Deja un comentario