La valla del paseo del río, un obstáculo para los peregrinos

Los márgenes del río Sarria, al otro lado de paseo del Malecón, se han convertido en un callejón sin salida para muchos peregrinos que, al estar cerrada Ponte Ribeira, se desvían por esta parte y acaban saltando la valla de madera para poder salir de la zona verde y continuar su camino.

Las imágenes de peregrinos intentando salvar la valla cargados con sus mochilas se producen con frecuencia e incluso la de ciclistas que tienen que solventar el obstáculo con sus bicicletas a cuestas.

La apertura de una pequeña cancilla de madera integrada en la valla es una de las soluciones que se proponen, la cual daría servicio no solo a los peregrinos que circulan por los márgenes del río, sino también a otros usuarios.

El Camino de Santiago comienza ya su temporada alta y con ella se ha detectado durante el fin de semana la presencia de varias mujeres que abordan a peregrinos en Vigo de Sarria para pedirles firmas o donativos para supuestas causas benéficas. Las fuerzas de seguridad ya acudieron al lugar para identificar a estas personas al ser alertadas de esta situación. La Ponte da Áspera es otro de los puntos en los que suelen instalarse.

Articulo original en el Progreso

Buen Camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.