La presentación del ‘nuevo’ Pórtico de la Gloria tendrá relevancia internacional

Renombrados especialistas de medio mundo afirman que el resultado de la restauración es espectacular al sacar a la luz colores perdidos

Imágenes de algunas de las esculturas del Pórtico de la Gloria durante el proceso de restauración que ha permitido sacar a la luz su policromía. – FOTO: ECG










La posibilidad de volver a contemplar el Pórtico de la Gloria en todo su esplendor y a todo color está cada vez más cerca. Su descubrimiento sacará a la luz toda una década de intensos trabajos en los que han participado expertos internacionales e investigadores de los centros más prestigiosos del mundo, como las universidades de Harvard, MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), Stanford, Georgetown y Florencia. Además, tal y como se puso de manifiesto en el II Simposio Científico Internacional El esplendor del Pórtico de la Gloria: conservación, policromía y la transfiguración de la materia, organizado por la Fundación Barrié, el crítico estado en el que se conservaba el conjunto escultórico hizo que también fuera necesaria la participación de un equipo interdisciplinar de investigación durante toda la restauración.

 

Su inauguración, que acaparará el foco de atención y tendrá relevancia internacional, parece estar cerca. Desde la propia Fundación Barrié manifestaron ayer a este diario que todavía no hay una fecha “concreta”, pero que esperan que “sea pronto”. Sin embargo, otras fuentes no oficiales apuntan a que los primeros andamios podrían empezar a retirarse a partir del 28 de mayo.

Hasta ahora, solo renombrados especialistas han podido contemplar los resultados de las actuaciones y todos coinciden en afirmar que la recuperación de los colores perdidos es espectacular.

Año 2008. El primer convenio para restaurar la obra del maestro Mateo se firmó en el año 2008 y contemplaba un importe de 4 millones de euros. Sin embargo, hubo que esperar mucho más para empezar a hacer las obras porque primero fue necesario llevar a cabo un minucioso estudio. Por aquel entonces las esculturas del Pórtico de la Gloria ya no contaban ni con la policromía ni con las capas de oro con las que se habían ideado 800 años antes y el total del conjunto estaba cubierto por una espesa capa de polvo, humos, hongos, bacterias y otros males.

El estado del Pórtico en el inicio de esta restauración era todo lo malo que se puede imaginar. Se descubrió incluso un nido de pájaros que aprovecharon la corona de espinas que lleva uno de los ángeles que enmarcan al Cristo.

Articulo original en el Correo Gallego

Buen Camino!


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.