Hallados tres antiguos muros en unas excavaciones en la capilla del Ciprés de Samos

Investigadores de la USC sospechan que uno pudo ser de una estructura anterior al templo

Un grupo de investigadores de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) está realizando excavaciones en la capilla del Ciprés de Samos, en las que hallaron tres antiguos muros y restos de piezas de cerámica.

Esta actuación se enmarca en el proyecto de investigación “Territorio e poder monástico na Idade Media” de la facultad de Geografía e Historia de la universidad compostelana, el cual es financiado por la Xunta de Galicia. Entre los lugares que estudian figura el monasterio y la capilla del Ciprés, en la que excavan aprovechando unos trabajos de mejora que se llevan a cabo en este último templo.

Las labores, que finalizan esta semana, permitieron descubrir fragmentos de cerámica de época medieval y de períodos posteriores. También excavaron tres estructuras, según explicó el coordinador científico, José Carlos Sánchez Pardo. El director arqueológico de la intervención es Eduardo Breogán. Una de estas estructuras se ubica en el lado norte y los investigadores barajan la hipótesis de que pudo ser un muro de contención de tierra.

Los estudiosos descubrieron restos de otro muro «posiblemente anterior á capela». Su hipótesis es que podría pertenecer a una estructura precedente al templo, indicó el coordinador científico.

Ya sabían que había estructuras soterradas, pues antes de llevar a cabo las investigaciones utilizaron un magnetómetro que les indicó su existencia. De ahí que decidieran realizar los trabajos. Excavaron 15 metros cuadrados en el lado norte, mientras que otros cuatro en la esquina suroeste.

BASE DE DATOS. Dentro de “Territorio e poder monástico na Idade Media” los estudiosos también analizan terrazas de cultivo de la abadía y realizan una base de datos para conocer las posesiones del monasterio en la alta Edad Media. Principalmente se encontraban en la comarca de Sarria, pero también en El Bierzo o A Lanzada. En este último lugar contaban con salinas. «Era dos máis potentes», señaló el historiador, quien destacó que la comarca sarriana es una zona «moi interesante para a historia medieval».

Con el proyecto de investigación también trabajarán en otros puntos de la comarca. Es el caso de la parroquia sarriana de Calvor, donde estudiarán el castro. Según indicó, existen indicios de que pudo estar ocupado hasta los siglos IV, V y VI.

No solo realizarán pequeños sondeos en el yacimiento, sino también en la iglesia, cuya fundación es de finales del siglo VIII. Se prevé que estas actuaciones se ejecuten en otoño.

Articulo original en El Progreso

Buen Camino!

Deja un comentario