El cimborrio de la Catedral compostelana ya luce sus ventanales originales

El avance de las obras de la basílica permite ir retirando los andamios y recuperar la fachada que da al Obradoiro

El avance en las obras de la Catedral está permitiendo descubrir la nueva cara del templo a medida que los operarios retiran los andamios. Así sucedió hace unas semanas en la fachada que da al Obradoiro, donde quedó a la vista un ventanal muy distinto a las antiguas vidrieras de la basílica. Y así ha ocurrido también en el cimborrio. En este caso, con un resultado muy distintos a los de la fachada, ya que la rehabilitación, que está en una fase muy avanzada, ha permitido recuperar, en el linternón gótico, los parteluces y tímpanos demolidos, una operación que ha sido posible a partir de los restos descubiertos bajo los tejadillos que ocultaban sus bases, incluso en las tres ventanas más bajas, que estaban cegadas en parte y carecían de rasgos estilísticos que permitieran su identificación. Además de los ventanales originales, la intervención en el interior del cimborrio permitió descubrir la clave de bóveda, una pieza de tres toneladas de peso tallada como un florón vegetal. Y también se han restaurado los pináculos de la balconada, que tenían riesgo de caída.

Articulo original la voz de Galicia

Buen Camino!

Deja un comentario